ÚLTIMAS NOTICIAS

ver listado de noticias
8/2/2016

El café, un beneficio para la salud cardiovascular

Así es. Los amantes de esta bebida, que tanto ayuda a quienes necesitan de un aporte extra de energía para sobrellevar el cansancio del día, están de enhorabuena. Y no lo dice cualquiera, sino varios estudios realizados nada más y nada menos que por la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPN).

Y es que las conclusiones de tres investigaciones cruzadas, que en su conjunto suman una población diana de más de 200.000 personas, han sido de tal relevancia que hasta la prestigiosa revista Circulationlas ha publicado recientemente.

Pero vayamos al grano, nunca mejor dicho. Según este estudio, las personas que beben de tres a cinco tazas de café al día –la que fija como tope la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria- pueden tener menos probabilidades de morir prematuramente de algunas enfermedades, entre ellas las de tipo cardiovasculares, que las que no consumen esta bebida.

Y ojo, porque esos beneficios se darían tanto en los que consumen café con cafeína como descafeinado. Pero no se quedan ahí sus parabienes, ya que también aportaría beneficios contra la diabetes tipo 2. “Compuestos bioactivos en el café reducen la resistencia a la insulina y la inflamación sistemática”, ha venido a sostener al respecto el primer autor de este trabajo, el doctor Ming Ding. En realidad, ya el pasado año la misma Escuela de Harvard recogía estas presuntas propiedades beneficiosas del ‘oro negro’ frente a la diabetes.

¿Más posibles ventajas? Pues ahí va otra. Allá por 2011 otro estudio del tipo, realizado también en esta misma institución de Harvard y publicado por la revista Archives of Internal Medicine, reveló que el consumo moderado de café puede reducir el riesgo de depresión entre las mujeres.

En aquel trabajo, recogido también ahora, los investigadores dirigidos por el experto en nutrición Michel Lucas encontraron que el riesgo de caer en una depresión era un 20% inferior entre aquellas mujeres que bebían cuatro o más tazas de café con cafeína, que aquellas que bebían poco o nada este producto. Y es que las personas que beben café descafeinado, té, refrescos, chocolate y otras bebidas que contienen menos cafeína no parecen estar protegidas contra la depresión, siempre según este trabajo.

Y una más. El párkinson, prosigue el estudio, sería también una de las patologías agraciadas con una ingesta moderada de café, puesto que su consumo reduciría la pérdida de dopamina, el neurotransmisor que ayuda a controlar los movimientos musculares y cuyo déficit es clave en esta enfermedad.

En todos estos análisis, los investigadores aseguran que se tuvieron en cuenta los posibles factores de ‘confusión’, como el tabaquismo, el índice de masa corporal, la actividad física, el consumo de alcohol y otros factores dietéticos.

Y es que como viene a resumir el investigador Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de Harvard, todos estos datos “apoyan el Informe Consultivo 2015 Dietary Guidelines”, que llegó a la conclusión de que “el consumo moderado de café puede ser incorporado en un patrón de dieta saludable”. Lo dicho, que su salud se lo agradecerá.Café

ver listado de noticias