Cuadro Médico

ADIÓS VARICES:
RECUPERA TU ESTILO DE VIDA

¿Qué son las varices?

Son venas inflamadas, retorcidas y abultadas que se ven en la superficie de la piel encontrándose principalmente en los miembros inferiores  de color azul o morado, y es la manifestación más frecuente de la insuficiencia venosa crónica.

Es una patología más frecuente en mujeres que en hombres debido a factores hormonales y donde también existe una predisposición familiar. La obesidad, el embarazo, el tipo de actividad física y constitución física son otros factores que intervienen en esta enfermedad. Sin embargo el principal factor determinante es el componente genético.

Tipos de varices

  1. Varices Grado I o Varículas. Conocidas como arañas vasculares. Son finas y de color violáceo o rojizas, asemejándose a una telaraña. Las estadísticas indican que las padece un 20% de la población mayor de 35 años. Son antiestéticas pero generalmente no vienen acompañadas de síntomas muy pronunciados aunque pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.
  2. Varices Grado II. Son más visibles y dilatadas. Vienen acompañadas de síntomas muy definidos y deben ser tratadas Pueden producir flebitis superficiales y dolorosas o pequeños sangrados (varicorragias).
  3. Varices Grado III. Son venas de Grado II que no han sido tratadas. Están muy dilatadas y son muy visibles y antiestéticas. Reflejan un fallo extremo en las válvulas principales del sistema venoso superficial. Los síntomas van aumentando progresivamente y aparece hinchazón, edemas y cambios de color en la piel.
  4. Varices Grado IV. Son varices de Grado III que presentan alguna complicación. Se presentan todos los síntomas de la anteriores acompañadas de úlceras de fácil infección y difícil tratamiento. Aparecen zonas eczematosas.

SÍNTOMAS

  • La piel se vuelve fina y frágil pudiéndose romper y originar sangrado.
  • La aparición de varices muy visibles, venas dilatadas y retorcidas, indican que el problema circulatorio comienza a agudizarse y es necesario actuar de una manera rápida y apropiada.
  • Las úlceras aparecen generalmente cerca de los tobillos y surgen cuando las varices no son tratadas debidamente y a su tiempo

PREVENCIÓN

  • Llevar una dieta sana, hábitos saludables y realizar ejercicio.
  • Realizar duchas calientes y frías sobre nuestras piernas para que se active la circulación.
  • Evitar el uso de calzado alto, reducir los desplazamientos en coche e intentar caminar.
  • Elevar las piernas al menos 15 minutos diarios.
  • No mantenerse de pie o sentado mucho tiempo.
  • Realizar una dieta rica en fibras.
  • Mantenerse en forma practicando ejercicio físico diario.
  • Alejarse de fuentes de calor cercanas a las piernas.
  • No consumir tabaco.

RIESGOS

Las varices pueden estar revelando un complejo problema circulatorio. La falta de tratamiento puede derivar en la aparición de ulceras varicosas, hemorragias, flebitis superficial, infecciones y tromboflefitis y, en el peor de los casos, tromboembolismo pulmonar.